lunes, 2 de octubre de 2017

Forever dating.

"Y vos Pipi estás con alguien?"  "Emm... picoteando, como siempre". 
Qué tan a la mierda me mandaría la picoteada de turno si supiera que me refiero a ella así. 
Probablemente no me dejaría que la picotee más. 
Una vez mi hermana me lo dijo: a vos lo que te gusta es la conquista. 
Ese día corté con la que fue mi primera novia. Me duró 3 meses la relación. 
Cuando estas conociendo a alguien todo suele ser color de rosas. Las charlas suelen ser sobre lo que tenés en común, te ponés lo mejor que tenes para ir a verla e idealizas todos los finales felices posibles. Te depilás por si acaso y le contás esa historia que te hace quedar como una persona excepcional e interesante. Tus respuestas son ocurrentes y poco honestas porque claro, no le vas a contar a los 3 días que en tu familia hay historias de depresivos y fallos cardíacos y que en la última semana charlaste con 3 chicas en tinder pero si le vas a mencionar que cocinas muy bien y cuánto éxito lograste en cuán poco tiempo, en el trabajo. Es muy fácil al principio ponerse el sombrerito que dice "soy genial, no tengo idea porqué sigo soltera".
La verdad es que no tengo idea de lo que viene luego de esta experiencia poco personalizada y banal que significa "conocer" a alguien. Mi intolerancia hacia cosas simples es ridícula y tengo el aburrimiento en la punta de la lengua. Mi primera novia hizo que me de cuenta de "cuánto me gustaba la conquista" y así fue como conquisté el mundo de las citas. Se exactamente qué decir, cuándo y como para que una extraña acepte al menos una cerveza conmigo. La mayoria de las veces se qué decir, cuándo y cómo para que la experiencia se torne física. También se exactamente a qué sabe la pared con la que me choqué hace poco cuando me di cuenta de cuantas personas habían entrado y salido de mi vida, cada vez por períodos más cortos de tiempo. Lo que se llevan de mi, por más infimo que sea. Cuán fugaz es el interés. Cuán fácil es desaparecer... 
La pared tiene mucho sabor a soledad, con una pizca de desarraigo. 
A qué sabe que te quieran y te elijan todos los días, a qué sabe el compromiso y la lealtad... calculo que lo estoy dejando de postre. 



martes, 1 de agosto de 2017

Lucky bastard.

I'm not going to lie. The first time that i saw her i thought : another pretty girl with a lucky bastard of a boyfriend, looking for unconvenctional experiences. Europe is full of them.
I was pretty much right about my first impresion. He was indeed a lucky bastard. Can you imagine having a greater luck that being in the same room with her everyday? 
Waking up next to such a smart, loving, gorgeous woman every morning... Can you imagine her being the last thing you see before you close your eyes at night? Must feel like heaven...
I told to myself: what do i have to loose? Go! Go with her aldo it's even for one second, it's foolish to miss out on a taste of heaven, even tho you can only have that one taste... at least you'll know what to aim for. At least when you see heaven again, you'll be prepared. And you'll raise above. 
So i did my friends... i went and it was damn fast and damn strong. And it didn't felt like heaven. Instead she left me gravitating over the moon. Wondering about what is real and what's just in my wildest dreams.
I think i'll be here for a while... and i wont come down until she's in the same room as I, and i can have the great pleasure of calling myself: a lucky bastard. 




jueves, 16 de marzo de 2017

Say what?

I wanna write a rap, but it's shit what comes to mind
i dont have a good voice, but what do i do with all of these noice?
my throught hurts just as much as my soul
cus i'm calling your name and you dont wanna get involved.

Bullshit, i don't believe it when you say
that you are confused, that you wanna turn the other way
i saw the way you were looking at me, i know it was real
so stop hiding 'cus i know how you feel

Maybe this is my karma, maybe i've played too much
i know i'm not a lady, but i don't really feel like a butch
anyways you left me to believe
that i was going to be the awful one, that i was the incomplete.

This is hard for me, i'm really far away from home
but i could sleep better knowing that i could borrow yours
i miss our sleep overs, i must confess
when i touched your skin, it made me go insane.

I can tell that you are done with me, so i'm not going to beg
i know that you are with someone, so i choose to forget.
i wish you a great life, all of the happiness
but more i wish to have on more taste of you, to kill this loneliness.









sábado, 17 de diciembre de 2016

Una desvelada más.

A este capitulo de mi vida le voy a poner: Ya no me quiero adaptar más y ese edificio de Gaudí me parece una cagada.
Noto cómo de a poco lo nuevo va perdiendo su encanto y caigo en cuenta de la importancia de lo que perdura y de lo difícil que es crear una relación duradera de cualquier naturaleza.
Los principios son muy atractivos, se pasean ahí como oportunidades esperando a ser tomadas, con su brillante incertidumbre y ese saborcito a riesgo necesario para sentirse vivo.
Lo que nadie te dice de los principios es que siempre les antecede un final. Para que algo nazca, otra cosa tiene que previamente morir. Y cuando no la matás, el principio se convierte en una mera secuela del infierno como la segunda película de Zoolander.
Un día, por ejemplo, me fuí. De donde siempre estuve. De lo único que conocía. Creí que un boleto de avión significaba un final. Pero no.
Y vengo arrastrando una estela de sentimientos encontrados, de amores que nunca pudieron ser y de amargas lágrimas de alegría, (entre un par de kilos demás y una valija demasiado pesada como para existir) que hacen bastante agridulce algunas noches de desvelo.
Los kilómetros no significan una mierda si tu cabeza no está por lo menos proporcionalmente a mitad de camino.
Las cuestiones ahora son: Ya es muy tarde para terminar? Es muy temprano para cansarse de empezar? Quién se ha tomado todo el vino? ...



Para finalizar quiero confesar: Cómo me gusta la queja.

lunes, 24 de agosto de 2015

Un buen día.

Semáforos en verde y que nadie limpie mi parabrizas sin mi permiso.
Aprobar una materia y que mi vieja me de un apretón de mano junto a un "te felicito".
Un beso de la Margarita.
Un poco de sol y un mate con el agua a punto.
Que no se corte Internet.
Que tenga puesto el corpiño blanco de encaje.
Un gol en el fulbito.
Que me feliciten una comida.
Que me cuenten un buen chiste.
Conocer a alguien diferente.
Poder ayudar.


La felicidad es una serie de eventos afortunados y por último, la felicidad es esta escena https://www.youtube.com/watch?v=mBXj77ULTy4


jueves, 30 de julio de 2015

We can do it!

Tienen una extraña forma de ser, ratas de la personalidad
Se mezclan con otros sentimientos y a veces hasta te hacen llorar
No me agrada cómo se manejan, no poseen cordialidad...
Y si te ven un poco caído, ahí te van a masacrar. 

Pero no desesperemos, que hay de sobra libertad
A algunos lo que les falta es un poco de personalidad.
Aunque nos dejen ciegos, hay que razonar!
Es que por estas mierdas, yo no me puedo dejar ganar.

Me estoy poniendo en forma, para ser un digno rival
Ya que tienen armas grandes y una estrategia sin igual
Y aunque sin mi permiso, conozcan mi mayor debilidad,
Les dije "vengan de a una" a la incertidumbre y a la inseguridad.

martes, 14 de julio de 2015

Eterna.

La quiero escribir porque me dijeron que es una buena forma de hacerla eterna.
No creo en los "para siempre" y menos con este "por ahora" tan alucinante que de a poco me va dejando disfrutar. El Tiempo es una sensación muy fuera de mi control.
La quiero hacer eterna porque una vez me tomó la mano al bajar del auto, me dio un beso tierno y con la mirada me advirtió que me quería. Caminamos de la mano como si la vereda estuviera colmada de margaritas y la gente pudiera mirarnos y pensar en cosas lindas en vez de mirarnos con ese prejuicio que ojalá se extinga pronto y que si ese no es el caso, qué suerte que cuando ella está cerca, nadie más existe.
Parece que fue ayer cuando tenía las manos en los bolsillos de sus jeans, de esos que están rotos apropósito  y decidida a tener todo bajo control, giró sobre su eje con una mezcla de torpeza y gracia que no poseo el vocabulario suficiente como para describir con exactitud, pero que captó mi atención quizás, si creyera en eso, para siempre. Y si cierro los ojos, está pasando ahora mismo. Estoy aquí, mirándola... Sin imaginarme lo mucho que voy a disfrutar mirarla. 
Detenerme y contemplarla... por segundos, por minutos, por lo que sea, no interesa, en ese tiempo la estoy convirtiendo en historia. Una que "siempre" voy a preferir contar con los ojos cerrados.